Traducción intercultural y derechos humanos-Boaventura de Sousa Santos

índiceDescolonizar el saber, reinventar el Poder

Boaventura de Sousa Santos

¿Es posible establecer un diálogo entre la filosofía occidental y la filosofía africana?
Para reflexionar sobre esta cuestión, de Sousa Santos ofrece el siguiente ejemplo:
“El filósofo ghanés Kwasi  Wiredu clama que en la cultura y el lenguaje de los Akan, el grupo étnico  al cual  pertenece,  no  es  posible  traducir  el precepto cartesiano  cogito  ergo sum (1990, 1996). Esto es porque no existen palabras que puedan  expresar esta idea. «Pensar», en Akan, significa «medir algo», lo cual no  tiene  sentido  aparejado  con  la idea de  ser.  Por  lo tanto,  el «ser»  de  « sum »  resulta también muy dificultoso para explicar por qué el equivalente  más próximo es algo como «Yo estoy ahí». De acuerdo a Wiredu, el locativo  «ahí» «sería  suicida  desde  el punto  de  vista  de  la epistemología  y la  metafísica  del  cogito ». En otras palabras, el lenguaje permite que ciertas  ideas sean explicadas, y otras no. Esto no significa, sin embargo, que  la relación entre la filosofía africana y la occidental tenga que terminar  ahí. Como Wiredu ha tratado de demostrar, es posible desarrollar argumentos autónomos con base en la filosofía africana, no solo sobre o  por qué esta no puede explicar el  cogito ergo sum , sino  también  muchas  ideas alternativas que ella puede expresar y que la filosofía occidental  no puede hacerlo.”
En el último capítulo, de Sousa Santos propone una concepción intercultural  de  una  política  emancipatoria  de  derechos humanos basada  en  dos  reconstrucciones  radicales. Por  una parte, una reconstrucción intercultural mediante la traducción de la hermenéutica diatópica,  a  través  de  la  cual  una  red  de  lenguajes nativos de emancipación mutuamente inteligibles y traducibles encuentra su camino, mediante el diálogo intercultural, en  una  política  cosmopolita  insurgente. Por  otra parte, debe haber  una reconstrucción posimperial de los derechos humanos centrada en deshacer los actos masivos de supresión constitutiva —los ur-derechos— sobre los cuales la modernidad occidental fue capaz de transformar los derechos de los vencedores en derechos universales.
Una lectura sin desperdicio para septiembre. Pincha aquí para acceder al texto completo, publicado por la editorial Trilce (2010)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s