Traducción y lenguaje no binario-Ártemis López


Tú, yo, elle y el lenguaje no binario

Si te dedicas a la traducción o la interpretación y en tu trabajo todavía no has tenido que traducir un texto claramente no binario, antes o después tendrás que hacerlo.

Se necesita la misma flexibilidad para usar lenguaje no binario con una persona no binaria que para mantener el género gramatical de una persona binaria. 

Cada vez hay más países y estados que reconocen el derecho a que los documentos de identificación, ya sean locales o nacionales, lleven un género neutro.

A lo largo de los años ha habido muchas propuestas diferentes para contrarrestar el masculino genérico. Algunas de ellas, como el uso de a/o, los desdoblamientos o la arroba, se quedan cortas porque siguen siendo propuestas binarias.

El LNI [Lenguaje No Binario Indirecto] consiste en modificar la frase para evitar todas las manifestaciones de género, ya sea eligiendo palabras neutras o cambiando la categoría gramatical

Un documento con LNI y uno con LND [Lenguaje No Binario Directo] transmiten mensajes diferentes: el primero podría incluirnos o podría ser un accidente, pero el segundo entra de lleno en la inclusión.

De hecho, {-e} ya existe con valor neutro en español, como en intérprete o fuerte. {-e} no es nada nuevo y forma parte de algunos sociolectos desde hace varias décadas.

Cuando nos encontramos con un original inglés que presenta esta X «reivindicativa», hay que buscar el mejor lugar donde insertar nuestro morfema {-x}, independientemente de que coincida o no en la misma palabra.

En la práctica, es perfectamente posible desterrar el masculino neutro: en este artículo no aparece ni una sola vez.

Estos son tan solo los destacados del artículo de Ártemis López publicado íntegramente en La Linterna del Traductor, nº 19. Imposibe dejar de leerlo ¿a que sí?

Accede al artículo completo

Traducción e interculturalidad

una traducción de calidad, una comunicación con sentido

Los idiomas no tratan únicamente de palabras, sino de también de sentidos y matices… Las mismas palabras, en la misma lengua, adoptan significados diferentes dependiendo del país, el sector o el contexto. Por eso, cuando realmente importa comprender el mensaje completo de un texto en otro idioma, es necesario conocer bien el tema que se traduce y su lenguaje específico, además de la técnica de la traducción.

La cooperación internacional para el desarrollo es un espacio intercultural y multilingüistico por naturaleza. En los últimos años, la globalización ha supuesto también la multiplicación de los vínculos internacionales del sector. La red que conforman sus diferentes actores: personas y colectivos que participan directamente en los proyectos, organizaciones sociales que impulsan y enmarcan los proyectos y programas, redes de colaboración entre organizaciones afines, instituciones financieras, etc. constituye un mapa social en el que es habitual que convivan diversas lenguas.

Una traducción especializada mejora la calidad de la comunicación entre los diferentes socios de un proyecto, asegurando así que el mensaje y la intención del texto original se transmiten adecuadamente… para entendernos.

traducciones@caminovillanueva.com

Tecno-globalización y traducción-Susana Romano

Susana romano sued
http://susanaromanosued.com

El dilema de la traducción. El viaje y la diáspora de la escritura

Susana Romano Sued

El mundo global y la “naturalidad” de las traducciones

La tecno-globalización es el contexto ineludible para abordar los fenómenos contemporáneos de pasajes e intercambios entre culturas, con lo cual la interculturalidad se concretiza en cada una de esas instancias. La traducción y las políticas editoriales globalizadas tienen un impacto directo y relevante en la producción y el consumo de literaturas extranjeras por parte de los públicos vernáculos, proceso que casi siempre revela disimetrías de diversos órdenes.

[…]

En este marco, emergen las siguientes preguntas: ¿Traducimos? ¿Somos traducidos? ¿Somos creadores originales? ¿Somos conscientes de la dimensión ética de nuestra labor?¿Qué poéticas y qué políticas de traducción nos orientan? ¿Se nos presenta caso nuestro mundo de hoy como una diáspora infinita de tensiones entre lenguas, identidades, hablas y comunidades? ¿Qué grado de responsabilidad se asume al optar por versiones una u otras entre los acervos que se ofrecen en el universo disponible del espacio digital? ¿Cuán singular resulta una versión ejecutada por uno mismo, al ejercitar el rol de último traductor de un texto? ¿Qué función y qué alcances tiene la crítica de traducción en esta cadena de vinculaciones? ¿Cómo puede denominarse la labor de los editores, correctores y adaptadores de traducciones? En lo que concierne a la problemática identitaria de la mismidad y la otredad, de lo autóctono y de lo importado, del tráfico intercultural, cabe preguntarse ¿cuán originalmente nacional es una teoría, una idea, una ley, un sistema filosófico, una fórmula científica, una literatura? ¿Dónde termina su pureza, su autenticidad, y dónde empieza su mixtura? Los programas y proyectos culturales, y los políticos locales, ¿son creaciones originales o vienen de la importación, atravesando aduanas? Y también, ¿en qué medida una obra literaria traducida puede ser tenida por extranjera o local? ¿Pueden considerarse las traducciones de una obra como una parte complementaria o constitutiva de la misma?

Estas son algunas de las provocativas preguntas que Susana Romano Sued, de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) aborda en el artículo publicado en la revista Transfer (mayo 2014)  de la Universidad de Barcelona (España).

Accede al artículo completo para disfrutar del pensamiento y escritura de esta imprescindible escritora, poeta, ensayista y traductora argentina.

Y si te gusta, puedes conocer a la autora (casi) de primera mano en esta entrevista sobre la traducción realizada por la Biblioteca Nacional Mariano Moreno.