Traducción y diálogo intercultural en el Mediterráneo

letras_anna_lindh

Las lenguas son como Ulises: viajan. Existen rutas de traducción, como antaño existieron las rutas de la seda y de las especias. Las obras viajan, con diferentes volúmenes de equipaje.

Pero, sin traducción, los libros y las obras de cualquier tipo se convertirían en una consigna para la cultura. La lengua de este viaje, la traducción del texto, es la traducción misma.

Manifiesto por la traducción, Fundación Anna Lindh

Umberto Eco dijo una vez que la traducción es la lengua de Europa. La traducción es la lengua del Mediterráneo. Y, sin embargo, todos los estudios muestran que hay un extraordinario déficit de traducciones y un intercambio desigual, una presencia asimétrica de los idiomas en la zona euro-mediterránea. “Mare Nostrum”, de acuerdo, pero ¿cuál es la “lingua nostra”? Sin multilingüismo no hay diversidad cultural. Sin traducción no hay diálogo intercultural.

Las dos orillas del Mediterráneo se han enfrentado casi siempre a idénticos peligros. En la geopolítica de las emergencias, la cultura pasa a menudo a un segundo plano en nuestra diplomacia y en nuestros comunicados. El “choque de civilizaciones”, de existir, sería más bien un “choque de incivilización”. El idioma armado, el idioma que mata, no necesita traducción.

El Mediterráneo ha sido siempre un espacio de conocimiento e intercambio, de transmisión y enriquecimiento. Hoy, la tentación de retirarse detrás de barreras y el monolingüismo del odio representan una doble amenaza a la libre circulación de las obras, de los creadores, del talento y de los traductores.

Los traductores son los transportadores insustituibles de obras y de conocimiento, los mensajeros vitales para nuestras culturas. Hacemos un llamamiento a la acción para apoyar su reconocimiento, formación, movilidad y recepción.

En una nueva política para una agenda cultural euro-mediterránea, dinámica y ambiciosa, la traducción es una de las claves de nuestras identidades compartidas. No queremos un solo idioma para todos, sino el acceso de todos a todos los idiomas.

Por ello, reclamamos una política euro-mediterránea con ambición, que apoye la traducción de obras y de todo tipo de manifestaciones culturales. Es un llamamiento urgente en favor de las lenguas y la traducción.

Todos los actores implicados en la cadena de traducción son llamados a apoyar esta iniciativa: autores, editores, distribuidores, librerías, bibliotecas, instituciones públicas y privadas, así como los actores nacionales, la Unión Europea y los foros de cooperación euro-mediterráneos. La primera Conferencia Euro-mediterránea sobre la Traducción tendrá lugar en Portoroz (Eslovenia), el 23 de junio de 2016.

Queremos que este “Manifiesto por la traducción” sea un llamamiento a la movilización activa en favor de una política concreta de apoyo a la traducción y a la acción cultural en el Mediterráneo.

Esta es una transcripción literal del Manifiesto por la traducción, dirigido a los Estados del Mediterráneo, que surgió el pasado mes de junio de la conferencia ‘Translation for Dialogue’ organizada por la Fundación Anna Lindh. También puedes encontrar  información de esta interesante iniciativa en la web de la Fundación Euroárabe, donde han sido publicadas las versiones española y árabe.

Anuncios